Las clínicas estéticas tienen una serie de particularidades que debemos tener en cuenta a la hora de diseñar un plan de marketing digital. En este artículo, te contaremos aquellos puntos básicos que deberás seguir al pie de la letra, así como aquellos canales y medios que sería conveniente que utilizaras en tu estrategia.

¿Qué tiene de particular el marketing digital para clínicas estéticas?

Las clínicas estéticas trabajan en un ámbito fuertemente visual. Es decir, la forma que tienen de enseñar un trabajo de calidad es con fotografías o vídeos. Por ello, una clínica estética no debería plantearse una estrategia de marketing digital si no está dispuesta a trabajar los elementos visuales que componen sus servicios.

Dicho esto, no sólo deberemos tener elementos visuales que publicar y difundir, sino que hay que tener especial cuidado con cómo los presentamos. Si somos una clínica estética, la imagen importa. Si publicamos una fotografía borrosa o mal tomada, afectará directamente a la percepción del trabajo que estamos mostrando. Por ello, deberemos invertir en un pequeño foco para iluminar las fotos que debamos tomar o en una buena cámara (que podría ser la del móvil, si sabemos utilizarla correctamente).

Los 2 canales claves del marketing digital en clínicas estéticas

Invierte en diseño web especializado en clínicas estéticas

Como hemos mencionado, la imagen cuenta. Por ello, cómo sea nuestra web va a repercutir directamente en la imagen que se percibe de nuestra clínica.

Existen estudios que demuestran que cierto tipo de líneas o curvas en el diseño de una web provocan una imagen concreta de cómo será el negocio que están mirando. Por ello, deberemos optar por colores agradables y suaves, con un diseño moderno pero sencillo.

Por supuesto, es importante que existan fotos de algunos trabajos realizados. No importa si es sólo un fragmento concreto de un cuerpo. Lo único importante es que tengan buena resolución y sean de calidad.

También es recomendable dar la posibilidad de pedir cita a través de la web o, incluso, de integrar un sistema de reserva de citas para una consulta presencial u online.

Por último, para una clínica estética es muy interesante hacerse un blog. En él podrás abordar miedos frecuentes, trucos y consejos, aprovechar tendencias o temas estacionales… de esta forma, podrás captar tráfico cualificado que pueda convertirse en un potencial cliente.

Tu red social: Instagram.

¿No hemos dicho que íbamos a ser visuales? Pues entonces no tendría sentido no escoger los canales más visuales para difundir nuestro contenido. Por ello, Instagram se erige como principal opción (aunque también podríamos plantearnos otras opciones como Ticktock o Pinterest).

En cuanto al formato que usaremos serán fotografías y vídeos y el contenido puede ser variado. Te ponemos algunos ejemplos que suelen funcionar en este sector:

  • Fotografías o vídeos del antes y después.
  • Reels con la evolución.
  • Vídeos explicativos de los procesos (explicados de forma amena, sencilla y breve).
  • Imágenes o infografías de nuevas técnicas o tratamientos.
  • Composiciones con trucos o consejos estéticos: para sentirse bien, nutricionales para mejorar el estado de la piel, para desinflamar zonas concretas inflamadas por el cansancio, etc.
  • Entrevistas con pacientes: pequeñas píldoras de testimonios. Lo que opinan otros sobre el negocio puede ser decisivo a la hora de conseguir nuevos pacientes.
  • Promociones estacionales: aprovecha las tendencias del momento o la demanda estacional para lanzar nuevas promociones y darte a conocer.

¿Necesitas ayuda con tu estrategia digital?

Contáctanos y te ayudaremos a plantear el mejor plan de comunicación para tu negocio:

[contact-form-7 id=»39″ title=»Formulario de contacto»]